POÉTICAS DISCURSIVAS ANDINAS. DESPLAZAMIENTO, ESCISIÓN Y RACIONALIDAD MÍTICA.
ALEJANDRO MAUTINO GUILLÉN.
LIMA: FACULTAD DE LETRAS Y CIENCIAS HUMANAS DE LA UNMSM – PAKARINA EDICIONES, 2018, 100 PP.

La lectura de goce estético efectuada por parte de un lector común debe, a través de la crítica literaria, fortalecerse por medio de las explicaciones técnicas y las precisiones hermenéuticas que evidencien los aspectos simbólicos existentes detrás de las palabras o los hechos y cuya magnitud dota a la obra de otro carácter valorativo. Dentro de este enfoque se sitúa el presente análisis de Alejandro Mautino Guillén, quien aborda de manera profunda la obra de Macedonio Villafán, uno de los importantes exponentes de la literatura ancashina, cuyo acercamiento y valoración es necesario en el proceso de construir una sistematización de la producción literaria de carácter regional que tenga repercusiones en la literatura nacional.

Este estudio ratifica el aporte indiscutible que realiza la producción literaria del interior de nuestro país al conocimiento de fenómenos como, por ejemplo, el desplazamiento social. Desde el enfoque metodológico interdisciplinario que utiliza el análisis del discurso, las categorías socioculturales y los conceptos sobre el pensamiento mítico, Mautino inicia su abordaje con la revisión de los estudios, notas, comentarios, reseñas y artículos que han examinado la narrativa de Macedonio Villafán. Después de sistematizar y hacer una exposición sintética de las diferentes apreciaciones, Mautino plantea que dicho acercamiento crítico está concentrado en tres perspectivas: 1) en el tema de la reivindicación del ser y la cultura indígena a partir del reconocimiento y la afirmación de la identidad; 2) en señalar el papel que tienen los sujetos y el referente geográfico y 3) en el estudio minucioso del lenguaje que Villafán utiliza en su producción narrativa. Teniendo en cuenta esta caracterización, Mautino marca distancia de dichos enfoques y señala que el objetivo de su análisis se centra en dar a conocer la función reveladora de Villafán a través del discurso simbólico de los desplazamientos culturales e individuales de los personajes; asimismo, en explicar la escisión que ocasionan estos desplazamientos, así como la configuración de la racionalidad andina y los aspectos técnicos y temáticos de la obra del escritor ancashino.

Mautino hace una explicación de los contextos socioculturales, así como esclarece los motivos y las ideologías subyacentes presentes a finales de los años sesenta e inicio de los setenta del siglo pasado que caracterizan la consecuencia lógica del fenómeno de la migración. Esta última se constituye en factor determinante de la conformación pluriétnica de nuestro país, en la cual se conjugan las diferentes valoraciones sociales en pos de una síntesis homogénea, de manera que el investigador señala a todas estas particularidades como el marco de la creación de las obras de Villafán.

El desplazamiento de campo-ciudad, ciudad-capital, capital–extranjero es la respuesta de adecuación social que los individuos emprenden ante factores sociales, económicos, políticos y en cuya dinámica intervienen elementos de identidad social y que, según Mautino, dicho rasgo “[r]etrata, más bien, el dinamismo de los individuos, ajenos ya a un universo cerrado, pero que se vinculan unos con otros a través del rito y los valores éticos.” (p. 48) sin perder la alineación a la esencia cultural marcada por el sentido de pertenencia. Esta es la configuración vertebradora de la producción de Macedonio Villafán cuya idea de la “escisión” o separación del sujeto migrante se da por el enfrentamiento a nuevas realidades marcadas por el espacio y por el tiempo donde la lucha del sentimiento nostálgico con la apropiación de las nuevas condiciones de adaptabilidad social se junta en un modo de actuar complejo y diverso. Por ello, la determinación final que Villafán plantea, constituye una metáfora del desplazamiento espacial y psicológico.

La afirmación de Mautino Guillén es contundente cuando señala que “la trama narrativa en los cuentos de Villafán Broncano es una consecuencia del desplazamiento de sus personajes. Este no es un desplazamiento técnico narrativo o estilístico, sino más bien cultural, por tanto, simbólico.” (p. 56). Y allí aparece el aporte de Mautino cuando a través de su interpretación simbólica nos hace constatar nuevamente que, por dicho desplazamiento, tenemos esa “contaminación” social en la que se envuelven los personajes incluidos en el engranaje de la alienación marcado por la modernidad.

A esta visión del desplazamiento, Mautino agrega la del aplazamiento tratado temáticamente por Villafán en su breve novela Cielo de las vertientes, en la cual el aplazamiento del amor atrae a otras formas de postergación perfilando a los personajes principales en seres sometidos a una continua frustración. Esta idea del aplazamiento, que no es tratada por Mautino de manera profunda, plantea una posibilidad de tratamiento de la identificación de fenómenos sociales que nos conllevan a poseer un espíritu nacional enajenado ante metas y objetivos no alcanzados y que se hallan detenidos en el tie”mpo.

En su tercera parte, "Las estructuras escindidas. Conflicto y tradición cultural", Mautino visualiza, desde la óptica de un mundo andino ético, el comportamiento de los individuos andinos y no andinos desplazados, ante la identidad y la tradición cultural ancestral. Existe la consideración de que el desplazamiento social es propio del hombre y que a través de él se produce una asimilación cultural. Cuando se evidencia un encuentro de culturas, se cristaliza un encuentro de formas de concebir y actuar en el mundo, que de manera consciente o inconsciente determina actitudes que van a reflejar el grado de impacto social de ese encuentro. Y, según Mautino, la producción literaria de Macedonio Villafán muestra que dicho desplazamiento está ocasionando, en nuestra sociedad andina, una crisis de valores, una falta de respeto por el otro y un abandono de la tradición ancestral.

Desde otra perspectiva y en función también de la modernidad, el investigador hace hincapié en la postura literaria de Villafán, alineada a la de otros escritores regionales, como Colchado Lucio y Yauri Montero, al sumarse a la desmitificación de la historia como respuesta ante la exaltación de la individualidad planteada por la historia oficial.

Refiriéndose al tratamiento de los personajes de Villafán, sobre todo, los principales, Mautino señala que este escritor los ha construido de manera arquetípica asimilando componentes de sociedades andinas inmersas en un proceso de cambio y conflicto. Ello implica que en dicha narrativa existe una contextualización referencial que la hace significativa desde el punto de vista de la comprensión social histórica y, ligado a esto, está el papel que cumplen los personajes articulados y configurados a través de la racionalidad andina desde una óptica mítica en el tiempo moderno.

Finalmente, Mautino analiza las fuentes de la narrativa de Villafán y señala el papel de Juan Rulfo y Borges como los autores más influyentes en la obra del escritor huaracino. Asimismo, el investigador destaca el papel de la literatura oral y el pensamiento mítico como elementos que han aportado en la constitución temática del universo literario de Villafán.

Las conclusiones a las que llega Mautino Guillén en este estudio son las siguientes. En primer lugar, la crítica literaria señala tres constantes en la narrativa de Macedonio Villafán: a) el tema de la reivindicación del ser y la cultura indígena a partir de la identidad individual y colectiva; b) su narrativa recoge la voz del indígena, migrante, letrado y marginal ubicado en la comunidad andina y en la periferia; y c) su escritura se sustenta en el quechua ancashino y en un castellano que ha asimilado elementos sintácticos y semánticos del quechua. En segundo término, la narrativa de Macedonio se da en dos ejes: el desplazamiento (espacial y simbólico) y el aplazamiento. En tercer lugar, la producción literaria de Villafán asume dos procesos de escisión. El primero desde fuera, es decir, como una consecuencia de la modernidad que genera en el mundo andino un conflicto en la subjetivación y construcción de la identidad. El segundo implica la escisión desde dentro, donde revela la crisis de valores, el irrespeto del otro y el no reconocimiento de la tradición ancestral por la penetración de la modernidad. En cuarto término, las obras de Villafán se sostienen en personajes arquetípicos de sociedades andinas en proceso de cambio y conflicto, siendo el elemento clave la racionalidad andina. Por último, a través de las obras de Villafán, se han resemantizado los aportes culturales europeos y latinoamericanos con una narrativa que no olvida su funcionalidad cultural originaria.

En definitiva, tenemos un trabajo breve pero profundo que nos ayuda a valorar desde la simbolización textual la obra de Macedonio Villafán. Estamos seguros de que este planteamiento de Alejandro Mautino Guillén ha de servir para ir sustentando la representatividad de la narrativa de Villafán en nuestro proceso literario. Función importante de la crítica literaria peruana que no debe dejarse de cumplir.

© Gonzalo Pantigoso Layza
Universidad Nacional del Santa – Chimbote
Chimbote, Perú
gonpl10@hotmail.com